Dōmo arigatōgozaimashita


Todo es una cuestión de cultura.

Cuando tienes un blog en las manos tienes tendencia a escribir sobre cosas a las que apenas les dedicarias un pensamiento pues uno en su interior sintetiza la idea casi al nivel de sensaciones, alegria, placer, pena, rabia, asco. Todo en un segundo, pero si quieres explicar esa idea necesitas, a veces, muchas lineas y no lo consigues.

3 noticias me han llamado la atención una noche de agosto sin demasiadas ganas de dormir:

1) Las trifulcas deportivo-futboleras.

Pan y circo como siempre que hay problemas. Los políticos y los responsables económicos se deben estar frotando las manos. Con la que está cayendo y nosotros hablando de fútbol, muy penoso.

2) Hace 30 años que aparecía el primer PC en nuestras vidas.

Quizá muchos de vosotros no sepais que PC son las siglas de Personal Computer, primer engendro electrónico que poco a poco ha poblado nuestras vidas con sus descendientes. Al principio sólo en el ámbito profesional y ahora instalado junto al televisor, la Playstation y la lavadora como un electrodoméstico cualquiera.

3) Los japoneses encuentran, y devuelven, 6.000 millones bajo los escombros de Fukushima.

Japón no deja de sorprenderme, sin duda es una cuestión cultural, ni mejor ni peor, distinta. El concepto que tienen del bien y el mal no es el mismo que el nuestro.

– El corazón me pide meterme con el futbol alfa y omega de nuestra sección de béisbol.
– La razón reclama un comentario sobre el PC ancestro común de todos los ordenadores que pueblan nuestras vidas y que permiten la existencia de este mismo blog.
– Pero la noticia sobre Fukushima emerge por encima de todo, creo sinceramente que no está todo perdido,  si somos capaces de comprender que somos humanos y no una jauria electronificada , ( palabro que ya os adelanto no existe ) estamos salvados. Otra cosa es que abramos nuestros PC y sólo veamos futbol, Guardiola, Mourinho, dedos, bigotes, soberbia y muy poca humanidad.

En un momento en que la crisis la provocan los que teniendo dinero para invertir se lo guardan en su casa, los japoneses nos recuerdan que ese dinero abandonado tras la tragedia y que ahora sale a la luz gracias a su nobleza no lo es todo, para ellos su corazón, su razón y su cultura no les permiten otra cosa que devolverlo a su legítimo propietario.

Muchas Gracias / Dōmo arigatōgozaimashita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s